Noticias

Junior Béjar: «Estoy muy feliz que Retablo haya tocado el corazón de muchas personas»

Tras el ingreso de "Retablo" a Netflix, conversamos con Junior Béjar, uno de los protagonistas de la película.

Redacción:
Alexis Juárez

13 de agosto de 2020

Hace más de un año que «Retablo», película peruana del director Álvaro Delgado Aparicio, vio la luz del mundo recorriendo por festivales internacionales y estrenándose en nuestro país con más de 50 reconocimientos a nivel mundial.

Hace menos de un mes y coincidentemente en Fiestas Patrias en Perú, Retablo vibró nuevamente el corazón de los peruanos al conocerse la noticia sobre su estreno en la plataforma de streaming más famosa del mundo, «Netflix».

Conversamos con el actor ayacuchano Junior Béjar Roca, uno de los protagonistas de la película peruana más laureada en los últimos tiempos, rodado en quechua en la región andina de Ayacucho.

Desde Lima, a través de una llamada telefónica, el joven actor y estudiante de Psicología, Junior Béjar, no puede ocultar su felicidad al saber que Retablo sigue tocando el corazón de muchas personas. «He visto la película hasta ahorita y me emociona bastante», comenta.

«Retablo» es la película peruana más premiada de los últimos tiempos. (Foto: Difusión)

¿Cómo te sentiste al saber que Retablo se estrenaría en Netflix?

Yo me enteré semanas antes que se anuncie, porque Álvaro, el director, me lo dijo. A pesar que ya lo sabía me emocioné muchísimo cuando difundieron la noticia. Le conté a mis papás y a mis hermanos, y todos estábamos muy felices. Su estreno en fiestas patrias fue un gran regalo para todos los peruanos.

Mucho antes de la pandemia, cuando viajaste a festivales en otras partes del mundo, ¿qué te decían las personas sobre esta producción?

Fue mágico, porque cada vez que se proyectaba «Retablo» en diferentes festivales internacionales, la gente se quedaba en silencio y luego comenzaba a aplaudir cuando finalizaba la película.

Una vez, en Alemania, durante la proyección de Retablo, yo miraba a la gente para ver su impresión y me di cuenta que muchas personas no bajaban la mirada para leer los subtítulos, solamente con escuchar y sentir el quechua podían saber lo que le estaba pasando al personaje.

 Eso fue increíble, que nuestra lengua originaria repercuta en todo el mundo.

¿Qué crees que haya hecho que Retablo se convierta en una película extraordinaria?

Muchas cosas. Por ejemplo, el quechua tuvo su intervención, porque permitió que haya una conexión natural entre Amiel, Magaly y yo (protagonistas de la película) en nuestro propio mundo, porque los tres somos quechuahablantes y eso hizo que fluya nuestra relación.

También, la historia está muy bien escrita y muy bien contada entorno a nuestra cultura. El quechua le da un valor muy importante para que el Perú sea reconocido en todo el mundo.

Además, los paisajes que se muestran en la película enamoran a más de uno, incluso mucha gente me ha dicho que quiere conocer esos lugares.

En general, muchas personas han podido conocer más sobre el Perú, a través del quechua, nuestra cultura y paisajes.

Amiel Cayo, Junior Béjar y Magaly Solier, protagonistas de «Retablo». (Foto: Difusión)

¿Qué sientes al saber que una de las piezas más emblemáticas de nuestra cultura tradicional como lo es el retablo resalte en la película?

Estoy muy orgulloso que este arte tan representativo y emblemático de mi Ayacucho, de mi Perú, esté ante los ojos del mundo y pueda ser valorado por millones de personas.

¿Qué es un retablo para ti?

(Se queda en silencio) Es un arte maravilloso que permite contar historias. Gracias a esta película yo he podido conocer más sobre este legado artístico y también puedo decir que hice mi propio retablo.

Mucho antes del rodaje, me preparé con el maestro Julio Urbano para conocer todo el proceso de elaboración de este arte. Aprendí a preparar la masa con papa sancochada y eso yo no lo sabía (risas), luego a armar la figurita, moldearlo para luego pintarlo. Fue muy lindo, todos hemos aprendido muchísimo con esta película.

Retablo es tu primera experiencia en el cine, ¿te costó realizar algunas de las escenas?

No mucho. Antes del rodaje, hubieron tres meses de full ensayos. Eso fue un entrenamiento para mí, porque cuando comenzamos a grabar yo ya sabía qué es lo que tenía que hacer.

Estuve acompañado de un excelente equipo humano, quien en todo momento estuvo pendiente de mí y en cómo me sentía.

Además, he encontrado al director perfecto que ha sacado lo mejor de mí. Álvaro, es una persona a quien estimo y admiro mucho, me ha ayudado bastante a hacer lo que hice y tenemos una muy buena relación.

Equipo de producción de «Retablo» dirigido por el director Álvaro Delgado. (Foto: Difusión)

¿Cómo te descubrieron para ser parte de esta producción?

Desde muy niño siempre he sido muy participativo en las actividades de mi pueblo. Y en este caso, se dio la oportunidad sin haberlo planeado.

Yo estudiaba en Huamanga, Ayacucho, y cursaba el cuarto año de secundaria cuando entraron dos niños a mi clase de biología a decirnos que requerían a chicos para hacer un casting para una especie de película. Yo la verdad no le presté mucha atención, pero vi que unos amigos levantaron la mano y entonces yo también levanté la mía por curiosidad, y allí fue que empezó todo.

Cuando le conté a mi mamá, fue ella quien me motivó a seguir con este proceso del casting, porque yo estaba un poco asustado, porque para mí todo esto era algo nuevo.

Y cuando quedaste seleccionado, ¿qué sentiste?

Yo sentí que estaba subiendo una colina y en la cima de esta había una piedra grande que no me dejaba ver el horizonte. Así fue mi proceso (risas), pero igual me arriesgué y di lo mejor de mí para esta nueva aventura.

«Tenía 16 años, justo después de la última audición para protagonizar Retablo». (Foto: Junior Béjar Roca)

¿Cómo fue tu experiencia en grabar con nuestra reconocida actriz peruana Magaly Solier?

Magaly fue para mí como una figura maternal en la película. Muchas veces antes de la grabación mientras la producción preparaba todo el equipo para comenzar con el rodaje, ella y yo nos quedábamos en la movilidad y conversábamos sobre nuestra vida cotidiana. Esto fue muy lindo, porque realmente fue como una madre.

¿Cuántas veces has visto Retablo?

Ufff…(guarda silencio). Más de 100 veces.

¿Y qué sientes al visualizar cada vez Retablo?

La primera vez que lo vi fue muy raro, porque todo lo que el personaje había sentido regresó a mí y me sentí muy confundido. No me encontraba a mí mismo, no sabía que sentir. Pero la segunda vez que lo vi en el cine, lo disfruté más como un espectador y mi reacción fue diferente.

Es hermoso que una película te pueda hacer sentir muchas cosas, hasta ahorita me emociona bastante.

Ahora que Retablo está disponible en Netflix, una plataforma con mayor alcance, ¿cómo te sientes?

Me han escrito personas de España, Argentina, Estados Unidos y de muchos lugares diciéndome que les encanta la película, que ha tocado parte de su vida. Y creo que eso es muy importante, que hayan sentido el mensaje, la historia y que Retablo de alguna u otra manera esté en sus vidas.

Estoy muy feliz que Retablo haya tocado el corazón de muchas personas y que lo siga haciendo en diferentes partes del mundo ahora que está en una plataforma donde puede ser vista por más gente.

¿Cómo estás pasando estos días por la pandemia?

Es complicado lo que estamos viviendo, pero los peruanos somos muy fuertes y hemos salido de situaciones difíciles. Así que, vamos a salir adelante juntos con mucha fuerza, valentía y coraje. Yo estoy orgulloso siempre de mi país y de mi gente.

¿Qué proyectos tienes a futuro?

Quiero explorar un poquito más este mundo de la actuación, pero sé que tengo que prepararme más profesionalmente. Así que eso haré.

Hay muchas propuestas para seguir haciendo cine, pero todavía tengo que evaluarlas. Ojalá el próximo año se pueda concretar algo. Además, estoy dedicado a mis estudios de psicología que también es mi prioridad.

Sinopsis:

Retablo narra la historia de Segundo Paucar (Junior Béjar), un adolescente ayacuchano de 14 años que sigue el ejemplo de su progenitor, Noé (Amiel Cayo), un maestro retablista reconocido en su pueblo por su trabajo.

Sin embargo, Segundo descubre un secreto de su padre que lo hace decepcionar de él por completo. Desde ahí, el protagonista tendrá que convivir en silencio y asumir decisiones importantes a su corta edad que involucran a su madre Anatolia (Magaly Solier) y el vínculo con su padre.   

Comenta