Cómprale al Perú

Honrando la memoria de su padre, hijas de artesano continúan con su legado cultural

Tras la lamentable pérdida del artesano Rodolfo Fuentes, sus hijas Melanie y Nathaly, cumpliendo el mayor sueño de su padre, tomaron la determinación de continuar con su legado cultural.

Redacción:
Fiorela Ventura

18 de diciembre de 2020

La pérdida de un ser querido siempre deja un vacío difícil de superar. Continuar con el legado que dejó significa perpetuar su memoria y valorar su contribución a la sociedad.

Rodolfo Fuentes Rivera era un artista de Huacho, Lima, dedicado a la elaboración de réplicas en cerámica de distintas obras de diferentes culturas precolombinas. Su mayor deseo tras su muerte era que su familia continuase con su trabajo. A lo largo de su vida viajó, investigó y realizó piezas de nuestra cultura, logrando perfeccionar sus obras de arte.

Este amigo artesano tuvo la bendición de tener a las mellizas Melanie y Nathaly, a quienes con mucho amor y orgullo las inculcó en el arte ancestral de crear piezas representativas de nuestra historia. De esta manera, logró emprender su negocio denominado Talancoye del Perú, con el apoyo de sus hijas y esposa.

Actualmente, Melanie es licenciada en Administración y su hermana Nathaly es ingeniera de Sistemas, pero tras la pérdida de su padre, y cumpliendo su último deseo, tomaron la determinación de continuar con su legado cultural.

«Este es el sueño de mi papá. Él decía: “Yo no quiero que acabe acá, tienen que continuar”. Nosotras se lo prometimos, esto es por él, que nos enseñó a amar tanto al Perú», señala Melanie.

«Nosotras queremos mostrar las piezas que mi papá ha realizado, tenemos todo el conocimiento suficiente para que podamos continuar con su legado», añade Nathaly.

Ahora están empezando a elaborar réplicas en miniatura, esto les permite producir más obras y tener en cuenta los pequeños detalles para llegar a la máxima similitud con las piezas originales. Las hermanas Fuentes tienen la confianza que volverán a producir al ritmo de su padre y seguirán difundiendo su herencia más valiosa que es el amor por la cultura precolombina.

«Hasta mi mamá está apoyando, ella nos ayuda bastante porque fue la que trabajaba con mi papá, ahora ella da el control de calidad», menciona Melanie.

«El apoyo de mi mamá para nosotras ha sido muy importante porque ella era la mano derecha de mi papá y todo el conocimiento que ella tiene nos ayuda bastante», afirma Nathaly.

Las piezas del artesano Fuentes se caracterizan por tener más del 90% de similitud con las obras originales. «Los pasos que realizaba son los mismos de nuestros antepasados para construir esta cerámica, esto viene desde tiempos precolombinos y mi papá, a manera de investigación, ha logrado obtener este acabado», agrega.

Una forma de honrar la memoria de un ser querido es seguir con su lucha, para los artesanos un sueño cumplido es que su legado siga vigente en sus próximas generaciones y que los peruanos reconozcan el arte que desarrollaron con mucho esfuerzo y dedicación.

Ponte en contacto directo con el emprendedor.

Comenta